Noticias

El precio de la soja superó los US$500 en Chicago y alcanzó su valor más alto desde 2014

América Latina

06/01/2021

Las principales causas para esta suba que alcanzó valores de 2014 son la ajustada oferta global y la falta de precipitaciones en Argentina. Los subproductos de la soja, como el aceite y la harina, acompañaron la tendencia positiva.

El precio de la soja finalmente superó los US$ 500 en el Mercado de Chicago y cerró la jornada a US$ 501,64, un incremento de US$ 5,60 respecto a la víspera, con lo que alcanzó su valor más alto de los últimos seis años y medio.

De esta forma, el precio de la oleaginosa mantiene la tendencia alcista iniciada hace más de cinco meses, en los que acumula un incremento de 55% en su cotización -al sumar más de US$ 178,62- y alrededor de 40% a lo largo de 2020.

En efecto, al iniciar la jornada la soja tocó valores arriba de los US$ 505, alcanzando su cotización más alta desde julio de 2014.

Con el paso de las horas pasó a comercializarse por US$ 503,94 y finalmente cerró el día a US$ 501,64.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que los fundamentos de la suba radicaron nuevamente en «las preocupaciones respecto de la oferta global a medida que la falta de precipitaciones se hace notar en las principales regiones productoras de Sudamérica, particularmente en Argentina» y Brasil.

En declaraciones a Télam, el analista de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), Juan Pablo Giana, dijo que «el mercado mundial y, en particular, el de Estados Unidos se encuentran con los stocks más bajos desde 2013 en gran medida por la fuerte presencia china que se viene recuperando económicamente y demanda para abastecer su producción de cerdos».

Otros factores considerados por el especialista son la política monetaria expansiva de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos y la debilidad del valor del dólar.

«Siempre que se debilita el dólar, las exportaciones EEUU se vuelven más competitivas. Además, hace que los fondos especulativos se posicionen como compradores en el mercado, aumentando la variabilidad del aumento de precios», añadió Giana.

En coincidencia, el responsable del Departamento de Análisis de Mercados de Grassi S.A., Ariel Tejera, observó que «la revalorización de los activos y los commodities funciona como contrapartida a la pérdida de valor» de la moneda estadounidense.

El rally alcista de la oleaginosa comenzó a partir de fines del mes de agosto del año pasado y, pese a algunos intervalos, se mantuvo hasta la fecha.

En efecto, la llegada de la pandemia de coronavirus a fines de marzo se dio en un contexto en el que la economía global ya se sumía en una profunda crisis, lo que determinó también que los mercados de commodities fueran golpeados ante la incertidumbre y la caída de la actividad.

En este marco, desde marzo hasta agosto, el precio de la soja se ubicó dentro de un rango de entre US$ 300 y US$ 320 la tonelada y luego comenzó a subir con el repunte de la actividad mundial.

De esta forma, en los últimos cinco meses la cotización de la oleaginosa creció un 55% (US$ 178,62), si se tiene en cuenta que el 6 de agosto del año pasado, la posición más cercana de la soja cerró a US$ 323,62.

De continuar la dinámica positiva, sería una buena noticia para Argentina en general -ya que aumentaría el ingreso de divisas- y para el complejo agroexportador en particular.

Por el alza de precios de los commodities, en 2021 el sector agroindustrial argentino aportará divisas por unos US$ 31.100 millones, US$ 4.600 millones más que este año (17%), según un informe de la Fundación Mediterránea.

Al respecto, Giana señaló que para el país «el impacto positivo inmediato estaría relacionado a mayor ingreso de divisas, mayor recaudación (en su mayoría por derechos de exportación, pero también se genera más valor agregado de la cadena y aumenta recaudación por otros impuestos)».

«A los productores también le genera un aumento del margen, en caso de que se sostenga en el tiempo», indicó Giana y estimó que la tendencia alcista continuará en el corto plazo, lo que permitirá mayores posibilidades de inversión para la campaña venidera.

«El único factor que podría corregir en el corto plazo serían movimientos de los fondos especulativos, ventas repentinas para recuperar ganancias. No obstante, la oferta mundial está limitada y para que eso se corrija hay que esperar a la próxima campaña», concluyó el analista de la BCBA.

Tejera coincidió en que es probable que el escenario global permanezca así por la fuerte demanda de China pero se mostró cauto sobre la producción local al advertir que «la oferta sudamericana no marcha en óptimas condiciones».

«El clima constituye uno de los principales interrogantes, dejando un final abierto al volumen que será finalmente aportado por Argentina y Brasil», completó el especialista.

En tanto, en la plaza local de la Bolsa de Comercio de Rosario la soja contractual cerró con una suba de $5 hasta alcanzar los $29.225, continuando así con la tendencia alcista de las últimas semanas.

Por último, el presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja), Luis Zubizarreta, dijo a Télam que la fuerte suba de la soja «es una oportunidad para Argentina pero también es consecuencia del clima seco y lo importante para poder aprovechar los precios es tener una buena producción y por lo tanto que llueva».

«Tenemos que aumentar la producción quitando algunos desincentivos que actualmente existen que no nos permiten aprovechar esta situación favorable por completo, tenemos la producción estancada hace 10 años, mientras la Brasil tuvo un incremento importante en el mismo lapso», agregó el dirigente empresario.

«Es hora de incrementar la producción, agregarle valor y exportar más para generar más empleo de calidad», concluyó Zubizarreta.

El Congreso certificó finalmente la victoria electoral de Biden

América Latina

07/01/2021

El vicepresidente republicano Mike Pence certificó el voto de 306 grandes electores a favor del candidato demócrata, frente a los 232 logrados por Trump.

El Congreso de Estados Unidos ratificó al demócrata Joe Biden como ganador de los comicios presidenciales, luego de que violentos manifestantes irrumpieran en el Capitolio en un intento de revertir el resultado electoral, socavar la democracia del país y permitir que el mandatario republicano saliente, Donald Trump, siguiera en la Casa Blanca.

Con el país aún conmocionado por los disturbios, que dejaron cuatro muertos, el vicepresidente republicano Mike Pence certificó el voto de 306 electores a favor del candidato demócrata, frente a los 232 logrados por Trump.

Luego del caos sembrado el miércoles por los partidarios del mandatario saliente durante horas hasta ser desalojados por la policía, los legisladores resolvieron continuar la noche del miércoles con el proceso de validación de las elecciones, en una muestra para el país y el mundo de su compromiso con la voluntad de los votantes y una transferencia pacífica del poder.

El proceso se realizó con la nación en alerta y la ciudad de Washington bajo un inusual toque de queda decretado tras los disturbios, que dejaron cuatro muertos.

Trump, quien se ha negado a aceptar su derrota, dijo en un comunicado inmediatamente posterior a la votación que habrá una transición ordenada el día de la asunción de Biden, el 20 de enero,

«Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de estas elecciones y los hechos me apoyan, habrá una transición en orden el 20 de enero», dijo en un comunicado, informó la agencia de noticias AFP.

«Esto representa el fin de uno de los mejores primeros mandatos presidenciales y es solo el inicio de nuestra lucha para devolver a Estados Unidos su grandeza», agregó.

La ratificación llegó luego de una jornada con pocos precedentes en la historia política de Estados Unidos, con el Capitolio asediado por los partidarios de Trump y los legisladores buscando refugio bajo escritorios y protegidos con máscaras antigás mientras la policía trataba de erigir barricadas en torno al edifico del Congreso.

Una mujer murió tras recibir un disparo en el pecho dentro del Capitolio y otras tres personas fallecieron en los alrededores del Congreso por «emergencias médicas», dijo la policía.

La protesta fue convocada y alentada por el propio Trump, quien desde hace semanas lanza denuncias falsas sobre la transparencia de las elecciones del 3 de noviembre, en las que fue vencido por Biden.

La sesión ya era extraordinaria por el hecho de que varios legisladores republicanos estaban presentando objeciones a los resultados cuando el procedimiento tuvo que ser interrumpido por la irrupción violenta de los partidarios de Trump.

Tanto las protestas como las objeciones de legisladores republicanos constituyeron un desafío impensable a los principios democráticos y desnudaron las profundas divisiones en Estados Unidos, que se agravaron de manera dramática durante los cuatro años de Trump en la Casa Blanca.

El Congreso volvió a sesionar al caer la noche, en medio de condenas a las protestas de legisladores de ambos partidos y con la determinación de certificar el triunfo de Biden, así llevara toda la noche.

Pence reabrió el procedimiento en el Senado dirigiéndose directamente a los manifestantes: «Ustedes no ganaron», dijo.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, dijo que la «insurrección fallida» dejó en evidencia el deber del Congreso de confirmar la victoria de Biden.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que el Congreso debía mostrar al mundo «de qué está hecho Estados Unidos» y completar su trabajo de certificación.

El presidente saliente envalentonó a sus seguidores horas antes de la violencia con un acto matutino fuera de la Casa Blanca donde los urgió a marchar hacia el Capitolio.

A pedido de sus asesores y desde el Salón Oval de la Casa Blanca, Trump emitió un par de tuits y grabó un video en el que pedía a los manifestantes «ir a casa en paz», aunque también apoyaba su causa.

Con rostro sombrío, el presidente electo Biden dijo que la democracia del país estaba «bajo un asalto sin precedentes», un sentimiento del que se hicieron eco numerosos legisladores en el Congreso.

La mujer muerta era parte de la multitud que irrumpió en el Congreso y rompió una barricada que protegía una sala donde había policías armados, dijo la policía.

Fue baleada en el pecho por los agentes del Capitolio y llevada a un hospital donde falleció. Otras tres personas, una mujer y dos hombres, murieron en los alrededores del Capitolio «por emergencias médicas».

La Unión Europea comenzará a vacunar el 27 de diciembre

América Latina

La UE pretende llevar a cabo un programa de vacunación coordinado en sus 27 Estados miembros para garantizar un acceso justo a las dosis.

La campaña de vacunación de la Unión Europea (UE) contra el coronavirus comenzará los días 27, 28 y 29 de diciembre, anunció la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

«Es la hora de Europa. Los días 27, 28 y 29 de diciembre comenzará la vacunación en la UE», escribió la titular del Ejecutivo de la UE en su cuenta de Twitter.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) tiene previsto reunirse el 21 para evaluar la vacuna de los laboratorios Pfizer-BioNTech. Acto seguido, la Comisión dará su visto bueno para iniciar la campaña.

El Reino Unido y Estados Unidos ya están inmunizando personas con esa vacuna bajo autorizaciones nacionales de emergencia.

La UE pretende llevar a cabo un programa de vacunación coordinado en sus 27 Estados miembros para garantizar un acceso justo a las dosis.

La Comisión Europea firmó contratos con siete proveedores de posibles vacunas, para garantizar que todos los ciudadanos adultos de la UE finalmente puedan ser inmunizados.

Los Estados miembros decidirán quién tiene prioridad, pero los ancianos y los trabajadores de la salud que tratan a pacientes con Covid-19 estarán al frente.

La vacuna desarrollada por el gigante estadounidense Pfizer y la empresa alemana BioNTech demostró tener una eficacia del 95% en ensayos mundiales en los que se inyectan dos dosis con tres semanas de diferencia.

En Europa, esa vacuna se produce en una instalación de Pfizer en Bélgica y se envía en camiones y aviones.

Debe ser almacenada a -70 grados Celsius (-94 grados Fahrenheit) para mantenerla viable, pero se puede transportar por períodos cortos a 2-8 grados Celsius.

Altibajos en Wall Street con la atención puesta en la Reserva Federal y el Capitolio

América Latina

Las acciones terminaron con tendencia inestable y resultados mixtos, después de que la Reserva Federal se comprometiera a seguir comprando bonos hasta que la economía haga un progreso sustancial, observando la evolución de las vacunas y las negociaciones en el Capitolio por un nuevo paquete de estímulo financieros.

El índice industrial Dow Jones se contrajo este miércoles 0,2%, el indicador ampliado S&P 500 se expandió 0,2% mientras que el tecnológico Nasdaq aumentó 0,5%, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

Las acciones se acercaron a niveles récord después de que la Reserva Federal se comprometiera a seguir comprando bonos y a mantener la tasa de referencia en el rango de 0 a 0,25%, hasta que la economía alcance una inflación y un crecimiento del empleo del 2% anual.

La Fed dijo que compraría al menos 80 mil millones de dólares en bonos del Tesoro cada mes y 40 mil millones de dólares, en valores respaldados por hipotecas de agencias hasta que se haya logrado un progreso sustancial.

Los operadores estuvieron muy atentos a los progresos alcanzados en Washington en torno de la sanción de un nuevo paquete de estímulos, aunque todavía no se alcanzó un acuerdo definitivo.

Los operadores, los economistas, los inversores e incluso los funcionarios de la Fed han dicho que ese apoyo es crucial, porque las herramientas de la Fed por sí solas, no pueden ayudar a la economía.

Las tasas de interés tendientes a cero pueden dinamizar el mercado hipotecario, el precio de las acciones de las empresas, pero no pueden asistir a familias y a pequeñas empresas cuyos negocios se han visto afectados como consecuencia de la pandemia.

Si no se consigue un rápido acuerdo en el Capitolio y se demora la sanción de un nuevo paquete, la situación puede agravarse.

El Departamento de Comercio informó hoy que las ventas minoristas se hundieron un 1,1% el mes pasado . Es el segundo mes consecutivo de debilidad, un resultado mucho peor que el descenso del 0,3% que esperaban los economistas y el peor registro de los últimos 7 meses.

Si el Congreso puede llegar a un acuerdo, podría ayudar a la economía a superar un invierno sombrío, antes de que una o más vacunas contra el coronavirus puedan neutralizar los efectos del coronavirus.

En Europa, reinó el optimismo en las bolsas a partir de datos industriales que mostraron crecimiento en la actividad y opacó las nuevas medidas restrictivas en toda la zona euro, para limitar los movimientos en las fiestas de fin de año.

Los operadores confían en que las medidas de confinamiento se limitarán no más allá de la primera quincena de enero.

También influyó en el ánimo de los inversores, los progresos en las negociaciones entre Londres y Bruselas en torno del Brexit.

El índice líder Euro Stoxx 50 ganó 0,6%, mientras que en Londres el FTSE creció 0,9%.

El DAX 30 de Frankfurt aumentó 1,5%, y el CAC 40 de París subió 0,3%.

El IBEX 35 se contrajo 0,2% al tiempo que el MIB de Milán escaló 0,2%.

El Colegio Electoral eligió formalmente a Biden como presidente

América Latina

Este año, tras el cuestionamiento del proceso electoral de un presidente en funciones y candidato a la reelección, la votación adquirió una relevancia especial.

Tras semanas de denuncias de fraudes por parte del mandatario Donald Trump, el candidato opositor Joe Biden consiguió la mayoría en el Colegio Electoral, el órgano que elige formalmente al presidente en Estados Unidos, y superó el principal requisito institucional para asumir en la Casa Blanca el 20 de enero próximo.

Un mes luego de cada elección presidencial, el Colegio Electoral elige formalmente al próximo mandatario, según el sistema indirecto de Estados Unidos, una cita que suele pasar inadvertida ya que, en general, el ganador festeja y el perdedor concede la misma noche de los comicios y ya no hay ninguna tensión o expectativa.

Estado tras estado, sus electores -elegidos en las urnas el 3 de noviembre pasado y por voto anticipado y por correo durante las semanas y meses previos- fueron anunciando sus votos por Biden o por Trump, hasta que el primero superó la mayoría de 270 para ganar la Presidencial.

La jornada fue tranquila, pero no estuvo completamente ajena a la tensión política y el temor a un brote de violencia que marcó gran parte del proceso electoral.

Aunque la diferencia de votos es importante y la fórmula Joe Biden-Kamala Harris obtuvo más de 7 millones de sufragios más que sus rivales republicanos, en realidad, en términos del sistema indirecto, solo ganaron por unas decenas de miles de votos distribuidos en apenas un puñado de estados.

Dada esta ajustada ventaja, Trump y sus aliados republicanos intentaron persuadir a la Corte Suprema la semana pasada para que revisara 62 votos electorales para Biden en cuatro estados, lo que podría haber puesto en duda el resultado de hoy, pero los magistrados rechazaron este último esfuerzo el viernes pasado.

Esa derrota judicial fue la culminación de una larga lista de fallos en contra que en este último mes obtuvieron los republicanos en todos los estados que fueron claves para la victoria de Biden.

Por eso, con la elección del Colegio Electoral, solo queda un paso -una formalidad, en realidad, antes de la asunción: la sesión conjunta del Congreso del 6 de enero próxima en la que el el vicepresidente Mike Pence, como titular del Senado, repetirá el conteo y anunciará formalmente el resultado.

La nueva política económica de Lenín Moreno.

América Latina

Hace dos años, Lenin Moreno fue elegido como presidente de Ecuador porque fue elegido sucesor de Rafael Correa, un populista de izquierda que había gobernado el país durante la década anterior durante un auge petrolero. Como socialdemócrata, el señor Moreno ha cambiado poco a poco las políticas de su antecesor. El señor Correa era un aliado del dictador izquierdista de Venezuela, Nicolás Maduro. Moreno ha respaldado a Juan Guaidó, el líder de la oposición. Ha abierto conversaciones comerciales con Estados Unidos. El 11 de abril, la policía británica arrestó a Julian Assange, el co-fundador de WikiLeaks, en la embajada ecuatoriana en Londres después de que el señor Moreno retirara el asilo otorgado por el señor Correa en 2012.

El señor Correa al menos invirtió algo de su ganancia inesperada en carreteras y hospitales. Pero despilfarró mucho de eso. El gasto público aumentó del 20% del pib a 40% en sus años en el poder. Los salarios del sector público casi también se duplicaron. Los elefantes blancos se multiplicaron. En enero, los auditores revelaron que los grandes grandes proyectos del Sr. Correa que involucraban a Petroecuador, la empresa estatal de petróleo y gas, presentaban una sobrecarga de $ 2.500 millones en la facturación de los contratistas. Como hacen los populistas cuando las cosas se ponen difíciles, el señor Correa tomó prestado. La deuda pública se triplicó en cinco años y el gobierno se hizo cargo de las reservas del banco central.

El objetivo del programa es poner al público sobre una base sostenible y mejorar la competitividad de la economía. Implica un ajuste fiscal ambicioso, de cinco puntos en los próximos tres años. Esto puede ser más fácil de lo que es debido a que el Sr. Correa fue un desperdicio. El gobierno ya ha recortado significativamente el déficit. Los supuestos del programa se basan en Augusto de la Torre, ex jefe del banco central de Ecuador.

El programa económico contiene el germen de un ecuador diferente. En lugar de ser un miembro de la OPEP a la sombra de Venezuela, podría combinar las virtudes de Perú y Panamá. Al igual que Perú, podría ser un exportador diversificado de minerales y productos agrícolas (ya vende flores cortadas y cacao de alta calidad). Y al igual que Panamá, podría utilizar la estabilidad ofrecida por el dólar para convertirse en un centro de servicios. Llegar allí requiere liderazgo político. El señor Moreno ha alejado a su país a medio camino del populismo. Completar el viaje puede ser más difícil.

La mayor investigación anticorrupción de Brasil se encuentra en un punto de inflexión.

América Latina

Por cinco años Operación lava Jato (Car Wash), una investigación extensa que lucha contra la corrupción, ha dominado los titulares en Brasil. Terminó las carreras políticas, llevó al cierre de los jefes de la compañía y ayudó a hacer posible el año pasado la elección de Jair Bolsonaro, un congresista de derechas de bajo rango, a la presidencia de Brasil. Él fulminó contra la corrupción durante la campaña, pero la investigación desapareció de los titulares. El arresto el mes pasado de Michel Temer, un ex presidente, lo trajo de vuelta. Los fiscales dicen que ejecutó un plan que malversó hasta 1.800mn de reales (427 millones de dólares) durante cuatro décadas, incluso durante su presidencia en 2016-2018. El señor Temer niega los cargos. Un juez lo liberó mientras la investigación continúa.

Lava Jato comenzó como un caso rutinario de lavado de dinero en la ciudad sureña de Curitiba. Provocó revelaciones de que las empresas de construcción habían pagado miles de millones de dólares en sobornos a políticos a cambio de contratos lucrativos con Petrobras, la compañía petrolera controlada por el estado. Los fiscales en Curitiba han obtenido condenas de 155 personas y sentencias de prisión que suman más de 2,000 años. Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente del Partido de los Trabajadores de izquierda, cumple penas de cárcel por un total de 25 años en la ciudad. Las investigaciones en Curitiba y en otras ciudades han dado lugar a decenas de condenas y miles de millones de dólares en multas (consulte la tabla a continuación). Los fiscales brasileños han ayudado a los extranjeros a perseguir casos relacionados, especialmente en Perú. El Sr. Bolsonaro nombró a Sérgio Moro, el juez que encarceló a Lula, como su ministro de justicia.

A través de Lava Jato, los brasileños han llegado a ver la corrupción sistémica como algo indignante en lugar de inevitable. Los ciudadanos realizaron manifestaciones masivas en su contra y votaron a los políticos corruptos fuera del cargo. Las empresas han creado departamentos de cumplimiento. El tribunal supremo prohibió las contribuciones corporativas a las campañas electorales y dictaminó que los delincuentes condenados podrían ser encarcelados después de perder su primera apelación (en lugar de permanecer libres hasta que se agotaron todas sus apelaciones). Lava Jato ha alentado y se ha beneficiado de la ira pública. “Sin la insistencia de la sociedad, no tendríamos Lava Jato”, dice Deltan Dallagnol, un fiscal.

Se sigue moliendo. Cientos de sospechosos, además del Sr. Temer, esperan las sentencias de los tribunales en Curitiba y otras ciudades, donde se están investigando otros esquemas de corrupción. Pero este tipo de investigación “mira al pasado”, dice Silvana Batini, una fiscal de la fuerza de tarea de Lava Jato en Río.

Una tercera amenaza es la respuesta demagógica de los partidarios del Sr. Bolsonaro a tales contratiempos. Acusan a la corte más alta de estar en liga con la velha política (política antigua). Eduardo, uno de los hijos del Sr. Bolsonaro, un diputado federal de São Paulo, dijo antes de la elección que un “soldado y un cabo” podrían cerrar la corte. Tomando una estrategia diferente, el Sr. Bolsonaro propuso duplicar el número de jueces, para que pudiera empacarlo con sus designados. Tal fanatismo en defensa del estado de derecho podría acabar debilitándolo.

Los creadores de instituciones están mirando al Sr. Moro. Él dice que aceptó el trabajo en el gabinete del Sr. Bolsonaro para asegurarse de que Lava Jato no termine como las “manos limpias” de Italia en la década de 1990, lo que implicó a muchos políticos sin cambiar el sistema. El Sr. Moro llevó a su primera reunión con el Sr. Bolsonaro un documento de 624 páginas llamado “Nuevas medidas contra la corrupción”, redactado por fgv y Transparencia Internacional, un perro guardián.

Pero la política puede limitar las ambiciones de Moro. Su primer proyecto de ley contra el crimen tiene algunas ideas valiosas, incluida la protección para los denunciantes y un estatuto de limitaciones más largo para la corrupción. Pero deja de lado muchas medidas útiles contra el injerto, como terminar el foro privilegiado . La resistencia del Congreso lo obligó a retrasar una propuesta para criminalizar las donaciones ilegales de campaña.

Ahora, la propia familia Bolsonaro se enfrenta al escrutinio de los investigadores, lo que puede enfriar su entusiasmo por el robo de injertos. En enero, otro de los hijos del presidente, Flávio, un senador de Río de Janeiro, intentó reclamar a un foro privilegiado para evitar una investigación sobre transacciones sospechosas registradas en la cuenta bancaria de su conductor. Si tales escándalos se multiplican, los aliados más vociferantes de Lava Jato podrían convertirse en sus peores enemigos.

América intenta destituir a Nicolás Maduro

América Latina

“Nadie predice la fecha de la revolución rusa”, señala Elliott Abrams, el representante especial de Donald Trump para Venezuela. “No tenemos capacidad para predecir cuándo colapsarán los regímenes. Pero estamos acentuando las contradicciones ”.

Cuando la administración de Donald Trump reconoció a Juan Guaidó (en la foto), orador de la asamblea nacional de Venezuela, como presidente interino del país e impuso sanciones contra la industria petrolera en enero, algunos creyeron que las fuerzas armadas abandonarían rápidamente a Nicolás Maduro. Pero aunque las condiciones de vida se están deteriorando, el régimen no muestra signos de implosión. De hecho, es cauteloso tomar la ofensiva. Ha arrestado a Roberto Marrero, el jefe de personal de Guaidó, ha despojado a Guaidó de sus derechos políticos y puede estar listo para arrestarlo también.

Aunque las fuerzas armadas se han quedado con el señor Maduro, el gobierno no confía en ellas. Las unidades del ejército tienen sus armas encerradas por la noche y su combustible racionado, dice el funcionario estadounidense. Un ex oficial de inteligencia venezolano reveló videos de oficiales disidentes que fueron torturados. El gobierno está utilizando las fuerzas paramilitares para reprimir las manifestaciones y arrestar a los activistas de la oposición, y cuenta con 2.000 a 5.000 efectivos de inteligencia y seguridad cubanos para prevenir cualquier rebelión militar. “Se insertan en la cadena de mando militar con la autoridad para dar órdenes”, dice William Brownfield, un ex embajador estadounidense en Caracas.

En respuesta, la administración Trump está aumentando la presión sobre Cuba. Ha activado parcialmente el Título III de la Ley Helms-Burton, que los presidentes han suspendido desde su aprobación en 1996. Esto permitiría a los estadounidenses demandar a algunas empresas extranjeras que utilizan activos expropiados después de la revolución cubana de 1959. Pero el régimen comunista de Cuba Sobrevivió 60 años de presión económica estadounidense. “El mensaje a los cubanos es ‘Tú eres el siguiente’”, dice un ex funcionario. “No tienen ninguna razón para ayudar” en Venezuela.

El gobierno insiste en que el régimen es más débil y la oposición más fuerte que a principios de año. “Maduro no puede gobernar, creo que se está estableciendo”, dice el funcionario. “Así que eventualmente les será difícil mantenerse en el poder”. Tal vez. Quizás el colapso de los servicios públicos provoque un levantamiento popular. Pero después de las manifestaciones masivas que siguieron a la proclamación de Guaidó como presidente interino, hay indicios de que la oposición está perdiendo el corazón y el impulso. La vida cotidiana, en medio de cortes de energía y por lo tanto los suministros de agua, es sombría. En un informe publicado esta semana, Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins encontraron un aumento en las muertes maternas e infantiles, la propagación incontrolada de enfermedades como el sarampión, la difteria y la tuberculosis y los altos niveles de desnutrición infantil.

La alternativa es poner mucho más énfasis en la negociación, mientras se alienta a América Latina y Europa a aumentar la presión congelando los activos de los líderes del régimen. En 2015-16, el Sr. Maduro usó las conversaciones para ganar tiempo y dividir a la oposición. Pero parecen inevitables. Los estadounidenses dicen que el único tema de discusión con el señor Maduro y un puñado de sus amigos serían las condiciones de su partida. Pero en el período previo a una elección libre, todas las facciones, incluido el movimiento gobernante chavista , deben ser incluidas, dice un funcionario. Aquellos con largos recuerdos recuerdan que todas las transiciones democráticas en América Latina, excepto en Granada y Panamá, requerían conversaciones. Las dos excepciones fueron donde los Estados Unidos invadieron.

El destino del dólar dará forma a los mercados financieros en 2019.

América Latina

Después de subir un 7% frente a una canasta de monedas en 2018, ¿hacia dónde se dirigirá ahora?

Durante las vacaciones, aquellos a quienes les gustan sus películas navideñas libres de alegría estacional pueden haberse fijado en «El león en invierno», con Peter O’Toole como Henry II y Katharine Hepburn como Eleanor, su esposa separada. Henry decide que ninguno de sus hijos por Leonor es un heredero adecuado y los condena a muerte. Encerrado en un sótano cuando su padre se acerca, Richard decide no encogerse. «Como si la manera en que uno cae es importante», se burla uno de sus hermanos. «Cuando la caída es todo lo que es», responde Richard, «importa».

De vuelta en el trabajo, los inversionistas podrían aplicar este aforismo al destino del dólar. En un período volátil para los mercados financieros, subió un 7% frente a una amplia canasta de monedas en 2018 y un 4% frente a un grupo más reducido de monedas de países ricos (ver gráfico). Uno de los principios más sólidos del comercio de divisas es que lo que sube aumenta con el tiempo. El dólar está sobrevaluado en los puntos de referencia, como el índice Big Mac de The Economist (ver detalle gráfico). Se debe una caída. Cuando eso es todo lo que queda, la forma de su caída será muy importante.

El caso bajista del dólar se basa en la expectativa de que el crecimiento del PIB en Estados Unidos se desacelerará notablemente. El año pasado, fue impulsado por los recortes de impuestos. Ese estímulo se desvanecerá. Los aumentos en las tasas de interés por la Reserva Federal serán más duros. Un menor precio del petróleo es un factor. Daña la inversión en las regiones de esquisto de América, pero es una bendición para los países importadores de petróleo en Asia y Europa. El mercado de valores de Estados Unidos es relativamente caro. Sus queridos tecnológicos ya no parecen invulnerables. En resumen, un período excepcional para la economía de Estados Unidos está llegando a su fin. El dólar también debería perder terreno.

Pero todavía no. En noviembre, Mansoor Mohi-uddin, de NatWest Markets, estableció tres condiciones previas para un cambio decisivo en el dólar: una “pausa” por parte de la Fed, un acuerdo para poner fin a la disputa comercial de Estados Unidos con China y los signos de un repunte en la zona euro. economía. El primero es ahora menos de un obstáculo. El jefe de la Fed, Jerome Powell, insinuó el 4 de enero que podría posponer nuevos aumentos en las tasas de interés. Se han reanudado las conversaciones sobre el comercio con China. Pero los datos económicos de Europa siguen siendo débiles. Las tasas de interés en Estados Unidos pueden no subir mucho más, si es que lo hacen, pero sin embargo son más altas que en Japón o la zona euro. Poseer el dólar sigue siendo gratificante.

¿Cómo podría eso cambiar? En general, hay dos escenarios. En la primera, las nubes de la guerra comercial comienzan a dispersarse. Los recortes de impuestos y la política monetaria más flexible en China comienzan a estimular el gasto del sector privado. Eso agita a otras economías asiáticas, que a su vez refuerzan la actividad en la zona euro, que depende en gran medida de la demanda de los mercados emergentes. Los rendimientos de los bonos aumentan con la expectativa de que las tasas de interés subirán en Europa. Caen en Estados Unidos, a medida que los comerciantes comienzan a cotizar en recortes de tasas El dólar desciende frente al euro. Un Brexit suave aumenta la libra. El capital es empujado hacia los mercados emergentes, en busca de mejores rendimientos. Rally de los mercados de valores, especialmente fuera de América. Todos respiran aliviados. Se siente como 2017 de nuevo.

En el segundo escenario, la brecha entre el crecimiento del PIB en Estados Unidos y en otros lugares también se estrecha. Pero en este caso, lo hace únicamente a causa de una desaceleración en Estados Unidos, en lugar de mejores noticias en otros lugares. La disputa comercial se intensifica. La continua incertidumbre significa que los recortes de impuestos de China se ahorran y no se gastan. Una mayor debilidad en China hace que otros mercados emergentes se tambaleen. El punto débil en la economía de la zona euro resulta no ser temporal, sino un reflejo de la débil demanda de exportaciones. Los activos de riesgo se venden en general. El dólar cae con fuerza contra el yen y el franco suizo, habituales baches para el pánico. El euro se mantiene débil. La escasez de monedas de puerto seguro conduce a un aumento del precio del oro.

En qué medida la realidad se ajusta a uno u otro de estos escenarios depende mucho de lo que suceda en China. Un acuerdo comercial con Estados Unidos impulsaría las monedas de los mercados emergentes frente al dólar, al igual que un estímulo fiscal efectivo. El camino que toma el dólar contra las monedas de los países ricos depende de la desaceleración en Estados Unidos, dice Kit Juckes de Société Générale, un banco francés. Si es repentino, el dólar cae contra el yen. Si es gradual, cae contra el euro.

La forma en que caiga el dólar será determinada por los eventos y, a su vez, por su forma. Los estrategas de J.P. Morgan aconsejan a los inversores que desconfían de vender activos de riesgo que saquen algunos seguros comprando el yen, el franco suizo y el oro, los activos que probablemente aumenten si las cosas se ponen difíciles. Si una caída es todo lo que queda, importa que tengas algo para amortiguarla.

 

 

Este artículo apareció en la sección de Finanzas y economía de la edición impresa bajo el título «Cómo caen los poderosos».

Ecuador anuncia salida del Alba y critica crisis venezolana

América Latina | Economía | Política

Ecuador anunció este jueves su salida de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en respuesta a la crisis humanitaria en Venezuela, un país del que progresivamente se ha ido distanciando desde que Lenín Moreno llegó a la Presidencia.

“Ecuador no continuará su participación dentro de la ALBA”, anunció hoy el ministro de Exteriores, José Valencia, en una comparecencia en la que explicó que con ello su país quiere “reforzar” la búsqueda de una solución al problema político en ese país y al masivo éxodo de venezolanos.

La decisión fue anunciada en un encuentro de varios ministros ecuatorianos con medios de comunicación en el Palacio de Carondelet, sede de la Presidencia, donde se abordaba el problema del masivo flujo de venezolanos que han llegado al país desde comienzos de año.

Valencia destacó que se trata de un problema que no puede “ser encarado por un país individualmente”, sino que exige “una respuesta de todas las naciones de la región”, y que la salida de Ecuador de la ALBA lo que trata precisamente es de impulsar esa solución.

“La salida de ciudadanos venezolanos de su país es consecuencia de la crisis económica y política de Venezuela. Las repercusiones son regionales, sin embargo, Ecuador será siempre solidario”, advirtió el jefe de la diplomacia ecuatoriana.

Pero calificó de “inhumana” la actuación del Gobierno de Venezuela por permitir que millones de personas salgan del país como fruto de una crisis política, económica y social, y expuso la notoria frustración de su país “por la falta de voluntad política, en primer lugar, del Gobierno de Venezuela para abrir las puertas a una solución democrática”.

Una crítica hacia Venezuela que ha ido subiendo de tono en los últimos meses, particularmente desde que en junio dejara la cancillería la ministra María Fernanda Espinosa, del ala más izquierdista del Ejecutivo.

Bajo el nuevo canciller, el Gobierno de Moreno parece tomar nuevos rumbos en política exterior, lejos de los de su predecesor, Rafael Correa.

Aún así, Valencia explicó que Ecuador mantiene “una posición de principios” y que esta no se alinea con los de “ningún grupo en particular en la propuesta de que el problema de los venezolanos sea resuelto entre ellos, en el marco democrático”.

También aseguró que la salida de Ecuador de la ALBA no significa la intención de incorporarse a ninguna otra organización de integración regional.

La ALBA nació en 2004 como un mecanismo para la cooperación de los países de América Latina y el Caribe basado en la solidaridad y en la complementariedad de las economías nacionales, en una alternativa al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada en su momento por Estados Unidos.

El ministro indicó en ese sentido que con la decisión de abandonar el bloque lo que se busca es “ratificar la independencia” de su país en “su accionar general en la política regional, un accionar marcado en principios”.

Según datos difundidos por la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 2,3 millones de venezolanos están viviendo fuera de su país, de los que más de 1,6 millones lo han abandonado desde el año 2015.

“El 90 % se ha dirigido a países suramericanos”, según una nota de prensa.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana dijo que se trata del “mayor éxodo de personas en la historia reciente de América Latina” y recordó la iniciativa de su país de convocar a una reunión técnica regional los días 17 y 18 de septiembre en Quito.

Ello dentro de la creencia, según el ministro, de que “solo una estabilidad democrática (en Venezuela) producirá estabilidad económica que evite la continuación del éxodo de sus ciudadanos”.

Y aclaró, al explicar la posición de su país, que Ecuador debe dar una respuesta humanitaria y cabal a una situación que es “emergente e inédita”.

En cuanto a la medida de solicitar pasaporte a ciudadanos venezolanos desde el pasado 18 de agosto, acotó que tras una reunión con el viceministro de Exteriores venezolano para América Latina y el Caribe, Alexander Yánez, consideraron necesario la provisión de documentos de viaje.

Valencia destacó que la acción de pedir el pasaporte fue comunicada de antemano a Acnur y a la ONU, con el fin de que se pueda verificar la identidad de las personas.

En la misma comparecencia, el ministro del Interior, Mauro Toscanini, explicó que “se ha reforzado el control migratorio” en los pasos de “Rumichaca, Huaquillas y Mascarilla”.

“Hay 200 policías más en Rumichaca y apoyo policial a los buses que se movilizan con migrantes y siete puntos policiales a lo largo del corredor humanitario”, destacó.